INAUGURACIÓN DA PISCINA MUNICIPAL

_20190712_141915

CAN ABANDONADO NA PORTELA

_20190711_150203

OFERTA DE EMPREGO EN BARRO

_20190711_125712

OFERTA DE EMPREGO EN BARRO

_20190711_125906

D.E.P.DOÑA CARMEN ABAL MAGARIÑOS

_20190711_114746

“Cadeliños” pide colaboración en la búsqueda de acogida y adopción para Seis y Marley

La Asociación de Rescate Animal Cadeliños pide ayuda para poder brindar la oportunidad de una vida digna a Marley, un gato que apareció en Marín y Seis, un perro ya mayor rescatado con jaula en Portas. Dos casos muy graves que estremecen por el lamentable estado de salud en el que fueron rescatados ambos animales. Marley es un precioso gato de apenas 3 o 4 años que apareció en San Xulián (Marín) tirado junto a la carretera. Por su carácter dócil y cariñoso es muy probable que se trate de un gato doméstico que ha sido abandonado.
Las valientes y comprometidas personas que le vieron al borde de la calzada y decidieron no mirar a otro lado lo llevaron al veterinario, donde fue necesario ingresarlo y anestesiarlo para raparle el pelo por completo ya que el estado de su piel era muy grave y tenía tal cantidad de nudos y heridas que era inviable recuperar el pelaje. Estaba completamente lleno de parásitos, espiguitas clavadas por todo el cuerpo y en algunas zonas tenía incluso úlceras y llagas sangrantes. Ahora Marley ya se recupera en una casa de acogida, su pelo volverá a crecer y se convertirá en un precioso peluche encantado de dar amor. Le gusta tanto el cariño que cuando se le prestaba la atención veterinaria no dejaba de ronronear y pedir caricias. Está en adopción.
 
Seis también fue abandonado pero hace ya mucho tiempo, es posible incluso que pasase la mayor parte de su vida viviendo en el monte. Saben que al menos ha estado los últimos seis años en la calle. Los vecinos lo asustaban, no querían que estuviese en la zona, y aunque la Asociación intentó rescatarlo con jaula en multitud de ocasiones, siempre se resistía. Luego aparecieron otros perros con los que hizo manada, y aunque estos fueron cayendo, él siempre lograba escapar. Tras mucha espera e insistencia, finalmente cayó en la jaula-trampa. Nunca sabremos si en esta ocasión el propio Seis se rindió y se dejó capturar. Al llevarlo al veterinario el panorama era desolador, la pata trasera colgando y las demás con larvas de moscas en las heridas y una grave infección con muchísimo pus; A pesar del dolor que haya podido pasar durante las curas, Seis no dio ni un quejido. Se dejó querer y practicamente se durmió en la camilla. Es un perro noble y bueno. Pero los resultados de sus pruebas no fueron alentadores: tiene una anemia brutal y cáncer. Su tiempo de vida se agota inexorablamente. Cadeliños busca desesperadamente un alma generosa que le de dé calidad de vida, amor y cuidados hasta el final, que por desgracia, será en breve. La Asociación corre con todos los gastos.
seismarley2marley