La reforma de la PO-531 derribará finalmente cinco casas

La reforma de la carretera de Vilagarcía (PO-531), en el tramo comprendido entre Campañó y Curro, dejará en pie 12 de las 17 casas cuyo derribo estaba proyectado en el diseño original, elaborado por los técnicos de la Consellería de Política Territorial, Obras Públicas e Transportes.

El plan definitivo, presentado ayer por la delegada provincial, Isabel Domínguez, sólo afectará a cinco inmuebles: dos en los núcleos de Curro y A Devesa y una en Campañó. La responsable de Política Territorial en la provincia tuvo una mañana muy movida. Citó a los portavoces del colectivo de afectados a un encuentro que se desarrolló en Santiago, a las 9.30 horas, para mostrarles el proyecto definitivo.

Cuando finalizó en encuentro regresó a Pontevedra para presentar a las 12.30 horas el diseño a los medios de comunicación en la sede de la Delegación de Campolongo. Domínguez explicó que el tratamiento que se le otorgará a esta carretera será diferente en los lugares poblados de A Devesa, Curro y Campañó, y en las zonas donde tan sólo existen naves industriales.

En cuanto a la reforma que se realizará en las zonas donde se concentra la población, la delegada subrayó que se instalarán dos glorietas y se crearán aparcamientos, aceras y pasos de peatones. Además, las medidas para la mejora de la seguridad vial en estos puntos se complementará con la dotación de alumbrado público y con un único carril para cada sentido de la circulación. “Esto permitirá dar a esas zonas una vida de parroquia como tal, ya que los vehículos tendrán que circular a una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora”.

Sin embargo, en el resto de la vía se crearán cuatro carriles con vías de servicio para el tráfico pesado que generan las actividades de las empresas locales. El objetivo de la actuación en los 9 kilómetros del tramo viario que une las parroquias de Campañó y Curro es doble: reducir el elevado índice de siniestralidad que se registra en esta carretera y ampliar su capacidad, por cuanto es uno de los viales de Galicia que soporta una mayor densidad de tráfico.

Isabel Domínguez recordó que entre 2002 y 2006 se contabilizaron en esta carretera un total de 222 accidentes, en los que 110 personas resultaron heridas graves y siete víctimas mortales. De todos estos siniestros, 74 se produjeron en las intersecciones y en maniobras de giros a la izquierda. El nuevo diseño del vial contempla la eliminación de los puntos más peligrosos. El proyecto definitivo de la reforma recoge la mayoría de las alegaciones y sugerencias vecinales, según subrayó Isabel Domínguez. “Ahora les vamos a dar un tiempo para que estudien el proyecto, aunque ya les hemos dejado claro que se trata del diseño definitivo que comenzará a ejecutarse el próximo año”, recalcó.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s