Preocupación en Barro por un incendio no polígono de Sequeiros

Accidente laloral ao caerse un operario dun camión na Portela

_20170902_100601

Os accidentes laborais deixaron 1.315 feridos na área de Pontevedra no 2014

Un total de 1.315 persoas resultaron feridas de diversa consideración durante a súa xornada laboral só na área de influencia de Pontevedra o ano pasado. O 62 %, 826, eran homes e o 37,18 %, 489, mulleres. Deles, 1.267 obtiveron unha baixa por danos leves (785 empregados e 482 empregadas), o 96,35 %, mentres que outros 40 (33 homes e 7 mulleres), o 3,04 %, sufriron feridas graves, e 8 faleceron (todos homes).

Por concellos, o que máis sinistros laborais rexistrou foi o de Pontevedra (599), seguido de Marín (188), Poio (172), Bueu (68), Sanxenxo (66), Caldas (57), Vilaboa (53), Barro (26), Moraña (22), Ponte Caldelas (19), Cotobade (13), Cuntis e Portas (12), A Lama (5) e, para rematar, Campo Lameiro (3).

Destaca o caso de Poio por ser o único concello con maior número de traballadoras feridas (93) que de traballadores (79). No extremo contrario atópase Marín, onde sufriron danos 144 empregados e 44 empregadas.

Marín foi testemuña do maior número de accidentes mortais (6), e Caldas e a capital provincial foron escenario de senllos incidentes con falecidos. A tendencia a nivel provincial restrinxe a práctica totalidade destes sinistros en desprazamentos dentro da xornada laboral, e concéntraos no sector de pesca, industria, servizos e construción, por esta orde. Por iso é polo que o falecemento se producise con máis frecuencia por ahogamiento ou sepultamiento, infartos e outras patoloxías non traumáticas, atrapamientos, caídas e choques.

http://galego.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/marin/2015/07/02/accidentes-laborales-dejaron-1315-heridos-area-pontevedra-2014/0003_201507P2C2993.htm

lume en curro

13 % máis de accidentes laborais que o ano pasado

la voz

A comarca de Pontevedra rexistrou nos tres primeiros meses do ano un 16 % máis de accidentes laborais que no mesmo período do ano pasado. Así, si no trimestre inaugural do 2014 producíronse 292 sinistros, no 2015 a cifra incrementouse ata os 348, aínda que na súa inmensa maioría non tiveron consecuencias graves. A tendencia é moi similar á que reflicten as estatísticas de Arousa, onde a subida foi do 13 %, quedando constancia de 223 accidentes desde xaneiro ata marzo deste ano: nos do anterior non chegaron a 200 (193).

A capital da provincia foi a que concentrou a maior parte dos incidentes, aínda que foi dos poucos municipios nos que se notou un maior descenso -de 160 a 147-. A continuación, por número de accidentes atópase Vilagarcía, onde tamén se reduciron -de 77 a 54-. Marín, o terceiro concello da lista, nada ao contraxeito cun incremento de sinistros que vai dos 37 do 2014 aos 64 do 2015. Séguenlles Poio -de 41 a 51-; Cambados -de 34 a 29- Vilanova e Valga -de 34 e 9, respectivamente, a 24-; O Grove -de 14 a 22, pero acapara as únicas dúas vítimas mortais, masculinas-; Sanxenxo e Bueu -de 5 e 17, a 19-; Caldas -de 10 a 15-; Ribadumia e Meaño -de 10 e 6 a 10-; Moraña e Pontecesures -de 3 e 0 a 9-; Ponte Caldelas -de 5 a 7-; A Lama, A Illa e Catoira -de 2, 20 e 6, respectivamente a 6-; Barro e Portas -de 2 e 4 a 3-; Cerdedo -2, sen variación- e Cotobade -de 3 a 1-. Do total, 8 foron graves (5 homes) e 563 leves (194 mulleres).

http://galego.lavozdegalicia.es/noticia/arousa/a-illa-de-arousa/2015/04/28/arousa-registra-13-accidentes-laborales-ano-pasado/0003_201504A28C6995.htm

lume

O novo avó que perdeu un irmán noutro accidente de mar

PORTADA faro-de-vigo

Jandro“, como amigos e parentes, chamaban o home que tripulaba o Mar de Marín no JANDROmomento do sinistro, convertéranse hai meses nun novo avó de 46 anos. A noticia da súa morte estendeuse rapidamente por San Antoniño, en Barro, onde vivía coa súa muller e criara os seus dous fillos. A esta familiar urbanización na que todos se coñecen trasladárase a mediados da pasada década. Agora facía xa plans para a súa xubilación, unha conta atrás para deixar un mar cuxa perigosidade e riscos coñecía ben de preto. Xa perdera un irmán tamén mariñeiro nun accidente no porto de Portonovo.

Natural de Saíñas, en Poio, levaba toda a vida dedicado á navegación. Os que o coñecen aseguran que dun tempo a esta parte era habitual escoitalo falar dos proxectos para o seu merecido retiro despois de tantos anos dedicado ao mar. “Unha persoa que se facía querer”, dicían onte nesta zona de Barro na que formara un fogar xunto á súa muller, natural de Estribela Loli, a súa filla de 17 anos e un fillo de 20 que lle convertera en avó.

A súa ampla experiencia como patrón fai que a traxedia resulta aínda máis inexplicable. Os seus achegados defíneno como un gran profesional do mar, “un home moi traballador”. A súa perda deixa un imborrable pegada non só en San Antoniño, onde pasaba gran parte do seu tempo libre, senón tamén no municipio que lle viu crecer e onde decidiu dedicarse ao mar.

Un home falece sepultado por unhas pedras nunha canteira de Caldas

diario de arousaManuel C.G., de 48 anos de idade e veciño de Moraña e nacido en Barro, faleceu esta mañá nun accidente laboral nunha canteira da parroquia de Saiar, en Caldas. O operario estaba aos mandos dunha retroescavadora cando unha pedra de grandes dimensións o sepultou. O 112 mobilizou aosBombeiros do Salnés, voluntarios de Protección Civil de Cuntis, Garda Civil e Urxencias Médicas, se ben a ambulancia e o persoal sanitario que se desprazaron á zona, no Monte Xiabre, nada puideron facer por salvar a vida da vítima. As tarefas para rescatar o cadáver prolongáronse durante horas e foi necesaria a intervención dunha grúa de gran tonelaxe para retirar a pedra caída sobre a cabina da retroescavadora. Estes traballos tiveron que realizarse cun coidado maiúsculo ante o risco de novos desprendementos que puidesen poñer en perigo aos efectivos de emerxencias.

http://www.diariodearousa.com/articulo/ulla-umia/hombre-fallece-aplastado-piedras-cantera-caldas/20140401124416063927.html

ambuulancia

Dous traballadores feridos nunha hora en accidentes en Barro e O Vao

Dous mozos traballadores resultaron feridos ao longo da mañá noutros tantos accidentes ocorridos nos seus postos de traballo en Barro e Pontevedra con tan só unha hora de diferenza. Ambos requiriron traslado hospitalario, pero o seu estado non é grave.

Ao redor das 9.00 horas da mañá tívose coñecemento dun accidente nunha empresa de aluminios do Concello de Barro. Tiveron que acudir ao lugar a Garda Civil e unha ambulancia de Urxencias Médicas de Galicia 061 para atender a un mozo que presentaba feridas na cara. O ferido ten 28 anos e tivo que ser trasladado ao Hospital Domínguez de Pontevedra.

Ao redor das 10.00 horas produciuse o segundo sinistro. Nesta ocasión, acudiron ao lugar a Policía Nacional e, de novo o 061, tras recibir unha alerta dun accidente nunha empresa avícola do polígono do Vao, no termo municipal de Pontevedra.

Ao parecer, a moza, de 26 anos, esmagouse tres dedos coa máquina que utiliza para o seu traballo diario. Tamén no seu caso foi trasladada nunha ambulancia medicalizada ao Hospital Domínguez.

Xa pola tarde, sobre as 16.30 horas produciuse un novo accidente laboral en Barro. Nesta ocasión, o traballador dunha obra quedou coa perna atrapada baixo unha máquina escavadora.

Un obrero sufre un traumatismo en un accidente laboral en Curro

Un joven de 23 años e iniciales R.???A.???Y.???P. resultó ayer herido en un accidente laboral ocurrido en el municipio de Barro. El suceso tuvo lugar a las 9.12 horas en la carretera PO-531 que une Pontevedra con Vilagarcía a la altura de la gasolinera de Curro.

Según explicó un portavoz del servicio de emergencias de Galicia 112, el operario estaba trabajando en la carretera cuando por causas desconocidas le cayó en la cabeza una barra de madera, provocándole una herida.

Hasta el lugar se desplazó una ambulancia asistencial del 061 y una patrulla de la Guardia Civil. Un portavoz de Urxencias Sanitarias de Galicia comentó que el trabajador herido sufrió un traumatismo en la cabeza, pero que su estado no era grave.

Un trabajador sufre varios traumatismos al caer desde un andamio en Barro

Un hombre de 42 años e iniciales J.???A.???M.???V. resultó ayer herido al sufrir un accidente laboral en el municipio de Barro. Según informaron a La Voz el servicio de emergencias de Galicia 112 y urgencias sanitarias 061, el siniestro se produjo minutos antes de las once de la mañana en las instalaciones de la empresa Pomasa, ubicada en el lugar de Monte Sequeiros, en la parroquia de Curro.

Al parecer, el trabajador se precipitó desde una altura de unos tres metros al caerse de un andamio. Hasta el lugar se desplazó una ambulancia medicalizada del 061, que, tras una primera valoración y asistencia, trasladó a J.???A.???M.???V. al hospital Miguel Domínguez de Pontevedra. El paciente presentaba diversos traumatismos como consecuencia de la caída.

Un portavoz del hospital indicó que está ingresado en traumatología y que su pronóstico es menos grave. Sufrió fractura con aplastamiento de calcáneos (pie) y afectación de la articulación.

Una empleada pierde una mano en un accidente laboral en Barro

La comarca de Pontevedra registró ayer un nuevo accidente laboral. El siniestro ocurrió a primera hora de la mañana en una fábrica de Barro, donde una empleada de 26 años perdió una mano.

Según informó el servicio de emergencias 112, la alerta del 061 se recibió a las 8.26 horas. El accidente se registró en las instalaciones de la empresa Comercial Vilanova S.L. ubicada en la parroquia de Santa María de Curro. Al parecer, la víctima, B.???V.???C., sufrió el percance cuando manipulaba una cizalla, una especie de guillotina que se usa para cortar madera. Uno de sus brazos quedó atrapado en la máquina. Desde el 061 se solicitó al 112 la presencia de los bomberos de Pontevedra y se dio aviso también a los voluntarios de Protección Civil de Barro.

Sin embargo, la dotación de los bomberos no llegó a intervenir porque cuando llegaron al lugar el brazo de la mujer ya había sido liberado. No obstante, la trabajadora sufrió la amputación de una mano. Tras la primera asistencia médica, fue trasladada en ambulancia a la clínica Povisa de Vigo, que hasta hoy no facilitará el parte médico. Ayer, a las 12.30 horas, la paciente estaba en quirófano.

Prevención

Los últimos casos de siniestralidad laboral registrados en la provincia han llevado a los sindicatos y a la Fiscalía de Pontevedra a ponerse manos a la obra y tratar de prevenir situaciones como las ocurridas, por ejemplo, a lo largo de mayo. De hecho, solo en una semana del pasado mes se registraron cuatro accidentes mortales.

La fiscala especializada en siniestralidad laboral, Marta Durántez, convocó ayer a las centrales sindicales para participar en una mesa de trabajo y fijar así las pautas a seguir para mejorar las condiciones de trabajo en Pontevedra. A la primera reunión asistieron representantes solamente de Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores, y desde ambos sindicatos se «agradeció» la iniciativa tomada por Durántez para acabar «con esta lacra social».

En este sentido, la fiscala especializada de Pontevedra solicitó la intermediación de las centrales para conocer «situaciones de riesgo que puedan vivir los trabajadores, puesto que son ellos los que están en primer línea y conocen a detalle las situaciones laborales de los obreros».

«Los sindicatos nos alertarán si se detectan fallos en las medidas preventivas de seguridad en las empresas», matizó Durántez, tras el encuentro mantenido ayer en A Parda. «Por nuestra parte se llevarían las investigaciones pertinentes y se tomarán medidas, en caso de ser necesario, en el ámbito penal correspondiente».

Ramón Vidal, secretario general de UGT, subrayó, por su parte, que «hai que atallar e dar solución a siniestralidade laboral. E tamén é necesario que empresarios e traballadores se conciencien de cara a seguridade no traballo».

Tanto los sindicatos como Marta Durántez incidieron en la necesidad de aplicar medidas preventivas. «Hai que intervir para previr», sostuvo José Luis García Pedrosa, secretario general de CC.???OO.

Un joven de Barro muere degollado por una rebarbadora en Vilagarcía

Un trabajador falleció a consecuencia de las heridas sufridas cuando manejaba una rebarbadora radial en Talleres La Junquera, empresa situada en la recta de Rubiáns (Vilagarcía). La víctima, Carlos Pérez Angueira, tenía 31 años, estaba domiciliado en Barro, y era padre de una niña de seis. El siniestro se produjo en torno a las 10 horas, en el interior de una cuba de aluminio.

Estaba puliéndola, de cuclillas, cuando perdió el control de la máquina, que le saltó al cuello, produciéndole un corte en el cuello. Aún tuvo fuerzas para pedir ayuda, tratando de evitar la hemorragia. Poco después se desplomó, explicó un compañero. En esos momentos se encontraba en la nave un médico, pero sus intentos por evitar el desenlace fueron inútiles. Tampoco pudo hacer nada el personal del servicio 061.

El levantamiento del cadáver fue ordenado una hora después, para ser transportado al Hospital de Montecelo, de Pontevedra, para realizarle la autopsia y determinar las causas del fallecimiento.

La Consellería de Traballo activó el protocolo establecido para este tipo de sucesos, enviando a un técnico para comprobar el estado de las instalaciones y determinar si pudiera haber concurrido alguna negligencia.

Los testimonios de los compañeros apuntan en la misma dirección: se trata de un accidente fortuíto, y lo acontecido sólo puede achacarse a la desgracia. “El sistema de seguridad y protección obligatorio seguía estando operativo después”, expuso uno de ellos.

“Ayer aún habíamos celebrado juntos la liga que ganó el Real Madrid”, dijo apesadumbrado ante la fachada del taller. Carlos Pérez tenía una antigüedad en la empresa de más de seis años, agregó, pero, “pudo haberle ocurrido a cualquiera”.

“Escuché los gritos y salí de allí. No quise saber nada”, respondió otro operario. ¿Quién seguirá haciendo el trabajo que dejó a medidas”, se preguntaban. Recientemente, en la misma cuba, otro empleado había sufrido un accidente al caerle encima de un pie un aparato hidráulico.

Es posible que la actividad no se reanude haste el lunes, porque mañana es festivo en Vilagarcía.